Beneficios de fusionar el Cross Training con el Yoga

Parece difícil imaginar estas dos disciplinas conviviendo armoniosamente en un mismo espacio, pero la realidad es que son la perfecta combinación. Tanto usuarios como dueños de espacios deportivos podrían beneficiarse de la fusión del Cross Training con el Yoga.

En Distrito Estudio tienen claro que “en la mayoría de nuestras clases, la fuerza y el trabajo cardiovascular son componentes fundamentales” y por eso han apostado por un modelo de negocio híbrido donde poder ofrecer ambas disciplinas. “El Yoga aporta a nuestros clientes una perspectiva opuesta al cross training, ofreciendo momentos de relajación, control de la fuerza a baja intensidad, reducción del estrés y mucho trabajo de movilidad”.

El escaso material que se necesita para impartir una clase de yoga unido a los beneficios que aporta a un crossfitero hacen que esta sinergia se convierta en un acierto para la optimización de espacios deportivos. Solo necesitas tres ingredientes adicionales para hacer tu box un dos en uno: block de yoga, colchoneta de yoga y un tirante de yoga.

Una combinación con éxito garantizado

El Yoga ofrece al Cross Training movilidad y flexibilidad mientras que el Cross Training aporta fuerza al Yoga. La flexibilidad se trabaja y ese es el primer principio que debe entender el usuario de crossfit que asume su falta de movilidad sin saber que con el yoga puede aumentar sus objetivos.

En Yoga entrenas la respiración, aprendes a conectar con ella y a controlarla. Esto aplicado al Cross Training ayuda a mejorar tanto el rendimiento como la ejecución de los ejercicios. Ambas disciplinas son distintas pero complementarias, las dos buscan explorar y encontrar los límites físicos y mentales.

La coordinación y el equilibrio que aporta la práctica del Yoga ayudará a la realización de ejercicios de Cross Training como Pistols squats, handstand push ups o box jump donde se requieren esas cualidades.

No cabe duda de que incluir el Yoga tras una sesión de Cross Training aportará beneficios tanto físicos como mentales; liberando tensión muscular, aportando mayor movilidad muscular y articular, mejorando la agilidad y balance corporal, aliviando dolores crónicos y posturales.