Vivimos una situación que nadie se hubiera imaginado nunca. El estrés, la ansiedad y la incertidumbre se magnifican. Debemos plantearnos como vamos querer vivir esta situación. Quiero que te hagas esta pregunta: ¿Qué va a significar para mí este confinamiento? ¿Un problema o una oportunidad? Prepárate para redescubrir lo de siempre, valorar los pequeños detalles, mimarte más, bajar el ritmo y aumentar la atención. Hoy te presentamos el MINDFULNESS y como empezar aplicarlo a tus entrenamientos.

¿Qué es el mindfulness? ¿Qué beneficios tiene?

Se basa en la atención plena implicando una conciencia sin prejuicios y centrada en momento de la experiencia actual (Kabat-Zinn, 2003) y se desarrolló originalmente como una técnica clínica para el tratamiento de trastornos como la depresión o la ansiedad. Varios autores entienden está técnica como la unión de dos componentes claves

Por un lado la autorregulación de la atención, que abarca la capacidad de vigilar los pensamientos, las emociones y las sensaciones, cambiar de un foco de atención a otro e inhibir procesos de elaboración como la preocupación y la rumia. Como segundo componente la aceptación que implica la adopción de una postura positiva, caracterizada por una no crítica, actitud de apertura y curiosidad, permitiendo que cualquier pensamiento, emoción y sensación que se producen se gestione de una manera correcta. (Bishop et al., 2004)

Entre muchos de sus beneficios destacan dormir mejor, aumentar nuestra capacidad de relajación, reduce los niveles de estrés (Zeidan 2013) ayuda a perder peso y mantener un peso corporal equilibrado (Loucks 2014) mejorar nuestra técnica en movimientos complejos, ayuda a tomar conciencia de la relación entre el cuerpo, la mente y las emociones.

Más y mejor!  La vida durante el COVID-19 en NAW® | Powered by #Evergy #GimnasioSeguro

¿Cómo empiezo a utilizar MINDFULNESS en mi entrenamiento?

  • Antes de empezar la sesión piensa una intención clara para tu entrenamiento. Por ejemplo, “Mi intención es mejorar mi salud. Lo lograré con 20 minutos de entrenamiento cardiovascular y  15 minutos de entrenamiento de fuerza”. Esto te permitirá tener claro por que estás entrenando mejorando tu motivación y rendimiento. Toma nota de tu nivel de energía y tu estado de ánimo antes de empezar. Habrá momentos en los que no sea el adecuado, te podrás sentir frustado o cansado, es ese momento donde deberás recordar tu objetivo.
  • Tómate dos minutos para meditar. Siéntate sobre una superficie cómoda, manteniendo la espalda recta, apoya las manos sobre tus rodillas y céntrate solo en tu respiración durante dos minutos seguidos.
  • Cuando empieces a calentar, nota los cambios en tu respiración, siente cómo aumenta su ritmo cardíaco y toma nota de cualquier transpiración. Durante los movimientos más complejos, como las sentadillas, intenta tomar consciencia de como está colocado tu cuerpo. ¿Está tu espalda recta? ¿Tus rodillas están alineadas con la punta de los pies? ¿Cómo estoy respirando? Nuestro artículo de control y observación de ejercicios de musculación te puedo interesar.

Cuando hayas completado tu entrenamiento, nota cualquier cambio en tu energía y estado de ánimo.

 

Cada día es un nuevo día. Celebra tus logros y, en ocasiones, date permiso para tomar un descanso y comenzar de nuevo.

Bibliografía:

Bishop, S. R., Lau, M., Shapiro, S., Carlson, L., Anderson, N. D., Carmody, J., et al. (2004). Mindfulness: a proposed operational definition. Clinical Psychology: Science and Practice, 9, 76e80. http://dx.doi.org/10.1093/clipsy.bph077.

Kabat-Zinn, J. (2003). Mindfulness-based interventions in context: past, present and future. Clinical Psychology: Science and Practice, 10, 144e156. http:// dx.doi.org/10.1093/clipsy.bpg016.

Loucks, E. B., Schuman-Olivier, Z., Britton, W. B., Fresco, D. M., Desbordes, G., Brewer, J. A., & Fulwiler, C. (2015). Mindfulness and cardiovascular disease risk: state of the evidence, plausible mechanisms, and theoretical framework. Current Cardiology Reports, 17(12), 112.

Zeidan, F., Martucci, K. T., Kraft, R. A., McHaffie, J. G., & Coghill, R. C. (2014). Neural correlates of mindfulness meditation-related anxiety relief. Social cognitive and affective neuroscience, 9(6), 751-759.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.